Un motor eléctrico es un dispositivo que produce movimiento, a partir de la energía eléctrica para transformarla en energía mecánica de rotación, por medio de la acción de los campos magnéticos generados en sus bobinas.

Pueden ser impulsados por fuentes corrientes continua (CC) y por fuentes de corriente alterna (CA).

Estas son algunas de sus partes:

Estator: es un elemento importante para que se produzca la transmisión de potencia y también es la parte que se mantiene fija, mientras el rotor se mueve.

Rotor: es la parte que gira, cuenta con un eje que sujeta un juego de bobinas, las cuales están enrolladas encima de unas piezas cargadas con polaridad.

Interruptor eléctrico rotativo: es un conmutador, su función es la de cambiar la dirección de la corriente de forma periódica entre el circuito externo y el rotor.

Bloques de carbón: realiza la presión para establecer contacto eléctrico entre la máquina y las bobinas del rotor.

Dónde se usan los motores eléctricos:

  • Instalaciones industriales, comerciales y particulares
  • Ventiladores
  • Vibradores para teléfonos móviles
  • Bombas
  • Medios de transporte eléctricos
  • Electrodomésticos
  • Esmeriles angulares
  • Herramientas eléctricas
  • Unidades de disco y más